Preguntas y Respuestas Esenciales sobre Cables Enterrados


En nuestra sociedad interconectada, los cables enterrados desempeñan un papel vital al transmitir energía e información de forma segura. En este artículo, descubriremos las respuestas a las preguntas más frecuentes sobre los cables enterrados, desvelando los secretos de su diseño, protección y características confiables en entornos subterráneos desafiantes.

Cables de energía subterráneos
Cables enterrados directamente

Tabla de contenidos

¿Todos los cables enterrados deben ser armados?

Una de las preguntas más comunes que surge al hablar de cables enterrados es si es necesario utilizar la capa de armadura en todos ellos. La respuesta depende del entorno y las condiciones a las que estarán expuestos.

Los cables subterráneos eléctricos pueden tener diferentes configuraciones, y la armadura es una característica opcional pero altamente recomendada en muchas situaciones. La capa de armadura proporciona una protección adicional contra factores externos como la compresión del suelo, la tracción, posibles daños mecánicos y roeduras por animales.

¿Es necesario que los cables enterrados sean impermeables?

Si bien la resistencia al agua puede no ser necesaria en todas las situaciones, en la mayoría de los casos es altamente recomendable que los cables enterrados sean impermeables. Esto se debe a que la exposición a la humedad y la infiltración de agua pueden comprometer seriamente el rendimiento y la vida útil de un cable.

Los cables enterrados impermeables están diseñados con materiales y revestimientos especiales que los protegen de la humedad y la humedad ambiental. Esto evita la corrosión, el deterioro de los materiales y la interrupción de la transmisión.

Cables subterráneos en el agua de lluvia
Cables enterrados bajo la lluvia

Los cables enterrados producidos por fabricantes de cables profesionales suelen ser con parámetros de capas de impermeabilización e indicadores de impermeabilización. Estos cables también están disponibles en diferentes clases de impermeabilidad en función del nivel de tensión del cable.

¿Por qué se cortocircuitan los cables enterrados cuando llueve?

Cuando se produce un cortocircuito en cables enterrados durante la lluvia, la razón principal suele ser una combinación de alto nivel de tensión y una reducción en el aislamiento.

El agua de lluvia puede infiltrarse en el interior del cable, comprometiendo el aislamiento que normalmente lo protege. El agua proporciona una vía conductora para que la corriente fluya a través del cable, creando un cortocircuito. El aumento en la humedad y la presencia de agua en el entorno subterráneo pueden acelerar la degradación del aislamiento, lo que aumenta el riesgo de cortocircuitos.

Por lo tanto, es aconsejable utilizar cables subterráneos impermeables en zonas donde las lluvias son frecuentes.

Aislamiento de cables enterrados a tierra

Generalmente, los cables enterrados cuentan con un aislamiento especializado que puede incluir materiales aislados como polietileno reticulado (XLPE) o polietileno de alta densidad (HDPE). Estos materiales ofrecen una excelente resistencia dieléctrica y protección contra la humedad, productos químicos y otros elementos presentes en el suelo.

Además del aislamiento primario, algunos cables enterrados también pueden contar con una capa de aislamiento secundaria, como una cubierta de polipropileno o polietileno, que brinda una protección adicional contra factores externos.

Para medir el aislamiento de los cables enterrados a tierra se suele utilizar un megaóhmetro de 500 V. De acuerdo con la especificación, la resistencia de aislamiento del cable enterrado de 380v es generalmente de 2MΩ~5MΩ, nunca inferior a 5MΩ. Cuanto mayor sea la resistencia de aislamiento, mejor será el rendimiento del aislamiento.

Cables aptos para enterrar
Cables subterráneos con aislamiento

Protección contra heladas para cables enterrados

La protección contra heladas es un factor crítico a considerar al instalar cables enterrados en áreas propensas a temperaturas extremadamente bajas. Las bajas temperaturas y la formación de hielo pueden tener un impacto negativo en los cables, causando daños en el aislamiento y afectando su rendimiento.

Para proteger los cables enterrados contra las heladas, se pueden tomar diversas medidas preventivas. Una opción común es utilizar materiales aislantes de alta calidad, como espuma de poliuretano o polietileno expandido, alrededor del cable para proporcionar una capa adicional de aislamiento térmico.

Además, la instalación de conductos de protección, como tuberías de polietileno, puede ayudar a prevenir la exposición directa del cable al suelo congelado. También es recomendable garantizar una profundidad de enterramiento adecuada para los cables, ya que una colocación más profunda puede ayudar a evitar la influencia directa de las temperaturas frías en el cable.

¿Qué debe repararse si se rompe un cable enterrado?

Si se rompe un cable enterrado, es importante identificar y reparar adecuadamente los elementos afectados para restaurar el funcionamiento seguro y eficiente del sistema.

En primer lugar, es necesario evaluar el alcance de los daños y determinar si se trata de una rotura en el revestimiento exterior del cable, en el aislamiento interno o en los conductores internos. Dependiendo de la naturaleza de la rotura, puede ser necesario reemplazar una sección específica del cable o incluso todo el cable enterrado.

Además, es crucial verificar la integridad de cualquier conexión o empalme relacionado con el cable afectado, ya que también pueden haber sufrido daños. Una vez identificada la rotura en el cable, es posible excavar esta parte del cable para hacer una unión intermedia y volver a enterrarlo en el suelo.

¿Es necesario utilizar PVC conductos para cables enterrados trifásicos de cuatro hilos?

El uso de conductos de PVC para cables subterráneos trifásicos de cuatro hilos no es siempre obligatorio. En condiciones normales, es posible enterrar directamente el cable sin la necesidad de tuberías. Sin embargo, en situaciones geológicas particulares, puede ser necesario utilizar tuberías como medida adicional de protección.

Cables en el conducto
Cables subterráneos en conducto

Estas situaciones especiales pueden incluir terrenos rocosos, suelos altamente corrosivos o áreas propensas a cambios frecuentes en el nivel freático. El conducto de PVC proporciona una capa de protección adicional al cable, evitando posibles daños mecánicos o químicos y garantizando una mayor durabilidad en entornos adversos.

¿Se pueden utilizar cables enterrados al aire libre?

Sí, los cables enterrados también pueden utilizarse en aplicaciones al aire libre, siempre y cuando cumplan con los requisitos de resistencia y protección adecuados. Los cables enterrados están diseñados para soportar condiciones ambientales desafiantes, como humedad, temperaturas extremas y otros elementos externos.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que los cables enterrados utilizados al aire libre deben tener clasificaciones y características específicas como la resistencia a los rayos UV para su exposición al medio ambiente. Estos cables suelen contar con revestimientos y aislamientos adicionales que los protegen contra los efectos del clima y otros factores externos.

¿Los cables de las plantas fotovoltaicas deben ser enterrados o aéreos?

La elección entre enterrar o colocar los cables de las plantas fotovoltaicas de manera aérea depende de varios factores y consideraciones.

En general, se considera más común y preferible enterrar los cables de las plantas fotovoltaicas. Esto se debe a que enterrar los cables proporciona protección adicional contra daños físicos, interferencias electromagnéticas y condiciones climáticas adversas, además de ofrecer una estética más limpia y ordenada. Al enterrar los cables, se reducen los riesgos de tropiezos, vandalismo y deterioro debido a la exposición ambiental.

Sin embargo, en algunas situaciones específicas, como terrenos difíciles o áreas con restricciones de permisos, puede ser más viable y rentable utilizar cables aéreos. Los cables aéreos deben instalarse con soportes y sujetadores adecuados para garantizar su seguridad y cumplir con los requisitos normativos.